Subdivisiones del género fantástico

De nuevo vengo con intenciones de hablar de Todorov, porque es mi rey y me valida cada vez que intento expresar mi opinión sobre fantasía (cómanse esa Angélica, profe de literatura fantástica).

Todorov habla de que hay cuatro tipos de divisiones que entran en este género y que nos ayudan a comprender mejor qué tipo de literatura fantástica estamos leyendo.

  1. Lo extraño puro. Estos son relatos que aunque parecen fantasiosos y extraordinarios, en realidad pueden ser explicados por la razón y la lógica; pero que, sin embargo, siguen produciendo en el lector una inquietud propia del género fantástico per se. Esta explicación lógica no necesariamente parte del texto, sino que el lector, gracias a diferentes indicios a lo largo de la obra, la obtiene. La literatura de horror pertenece a este subgénero.
  2. Lo fantástico extraño. En estas historias, todo lo que creímos que se debía a situaciones sobrenaturales e imposibles, termina teniendo una explicación lógica. En este tipo de obra, no se nos dan indicios para que podamos deducir causas naturales a lo que viven los personajes; sino que, en algún punto, el texto debe mostrar cómo sucedieron las cosas realmente.
  3. Lo fantástico maravilloso. Este tipo de relatos quedan inexplicados, no se racionalizan. Estas obras sugieran siempre la presencia de algo sobrenatural; sin embargo, ante la presencia o ausencia de ciertos detalles, cada uno puede tomar su propia decisión. Aquí, el hecho fantástico se resuelve por medio de otro hecho fantástico que lo único que logra es complicar más la historia a ojos del lector. ¿Alguna vez han visto esos vídeos de glitches en la realidad? Es, más o menos, lo que podría ser lo fantástico maravilloso.

4. Lo maravilloso puro. Los elementos sobrenaturales de estas obras no provocan ninguna reacción particular en los personajes ni en el lector implícito, pero sí en el lector real. Lo característico de lo maravilloso no es una actitud hacia los acontecimientos relatados, sino la naturaleza misma de esos acontecimientos. Se acostumbra a relacionar el género de lo maravilloso con el cuento de hadas; en realidad, el cuento de hadas no es más que una de las variedades de lo maravilloso y los acontecimientos sobrenaturales no provocan en él sorpresa alguna.

Más subdivisiones han salido desde que Todorov habló de estas, pero podemos hablar de ellas más adelante.

En lo personal, diría que las nuevas pueden estar encasilladas en estas cuatro de las que hemos hablado un poco aquí, pero también es válido darles espacio por separado.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *