Censura LGBT+ en la televisión

Cada vez que toco un tema entre comillas polémico, pierdo la fe en la humanidad. Después del recordado «El amor no tiene edad» refiriéndose a la relación de Jacob y Renessme, decidí no hacer entradas al respecto. Me empezó a dar miedo opinar sobre temas que en realidad si se deberían hablar. Como lo es la censura de personajes homosexuales o LGBT+ en el cine. EN DISNEY. En la realidad. 

¿Por qué en Disney? Porque es un medio que repercute en todo el mundo. Y, aun así, no se moja el potito haciendo una pareja abiertamente homosexual como Dios manda. ¿Qué me van a argumentar esta vez? Solo Dios lo sabe. Podrías decirme, «¿Como? Pero si eso lo ven los niños». Y mi respuesta sería un enorme «¿Y?». Esos mismos niños ven porno por Internet. No me digan que no porque mis compañeros a los 10 años ya lo hacían. Pendejos pubertos. 

Claro, Disney puede enseñar a las niñas que su único objetivo es perseguir al chico de sus sueños. Puede enseñar sobre superficialidad máxima. Eso les parece bien. Puede mostrar parejas besándose y expresando amor. Las relaciones o los besos no les molestan si son entre un hombre y una mujer, ¿Verdad? 

Hay miles de niñes homosexuales en el mundo que no tienen con que sentirse identificados. Que se miran a sí mismos en el espejo y dicen «Seguramente yo estoy mal». Porque nadie es como él o ella en la televisión y en el mundo real sus padres tildan de raro cierto comportamiento. Y podrías decirme, ¿Qué importancia tiene un personaje LGBT+ si es solo ficción? Entonces, podría sacar de la pantalla a todas esas protagonistas con las que te sientes identificada solo porque es ficción. A ti no te molesta que censuren a un personaje homosexual porque tienes con quien identificarte.  

La Ficción a veces repercute en la realidad. Porque es una visión prestada de lo que vemos como «LO NORMAL. LO ESTABLECIDO». 

Tú puedes perfectamente sentirte identificada con la protagonista de un programa de niños que te enseña ciertos valores. Que son todos abiertamente heterosexuales. Pero el niño o niña LGBT+ no tiene ese privilegio y crece sintiéndose un bicho raro. 

Y si me preguntas a mí, la televisión influye mucho en las mentes de las personas.

Y si no repercute en la realidad como tanto argumentan: ¿Qué tiene de malo que creen un personaje abiertamente homosexual o LGBT+? ¿Que? ¿Tu hijo se va a volver Gay? ¿A caso tu hija es heterosexual porque lo vio en una serie? Tú mismo/a has dicho que no repercute, entonces, ¿Por qué no hacer un protagonista para niños que sea abiertamente LGBT+? 

No sé tú, pero creo que es un doble estándar terrible que se utiliza para conveniencia de algunos. Si los niños crecieran viendo a parejas de diferente sexo como algo normal «Porque lo es», evitaríamos muchas discriminaciones y muertes a futuro. Por eso creo que Disney es un pilar importante en el movimiento LGBT+. Pero que aún es controlado por conservadores retrógrados que hacen que la sexualidad de cierto personaje quede a la imaginación o sea minimizada al máximo. 

Y si, Disney lo ha intentado últimamente. Pero siempre esas parejas quedan relegadas a tercer plano. Y como Dice Yoda: «Hazlo o no lo hagas. Pero no te apendejes». Espera, ¿Como era?

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *