The King: Eternal Monarch

Griffin ha caído en las temibles garras de Netflix y ya no hay como sacarla del celular. Aguarda en sus noches sin vela que un caliente valiente caballero pueda rescatarla del temible dragón rojo. O de sus ensoñaciones con el estúpido y sensual Dylan oBrian desnudo.  

GLiberadme, oh, valiente caballero. Pero después de terminar The king: Eternal Monarch. Tengo que saber si Lee Go se queda con la bonita de Goblin y cual mundo eligen. 

King. Un drama en proceso de ser el siguiente en la lista de favoritos… 

G: Eh. Alto ahí. Mira que aún no sé si lo considero bueno o solo quiero ver el culo desplante de Lee Min Ho. Bastantes cosas machistas me he tragado solo para verle sonreír, maldita sea.  

“Con riesgo de querer golpear a Griffin en la cabeza, entraré en sus macabros pensamientos para conocer su opinión sobre el esperado regreso de Lee Min Ho al mundo del entretenimiento”. 

Un drama de fantasía y romance en el que una deidad ha desencadenado un demonio al mundo de los humanos, y ese demonio ha abierto la puerta a un mundo paralelo. Uno se parece a la Corea moderna tal como la conocemos, mientras que el otro es un universo alternativo en el que Corea es un imperio gobernado por un solo monarca. Para luchar contra el mal y cerrar la puerta entre sus dos mundos, el gobernante del Imperio coreano, Lee Gon, termina uniendo fuerzas con la detective Jung Tae Eul, que reside en la actual Corea. 

Bien. Griffin al Habla. Lo que marqué con negrita es más falso que las tetas de Pamela Anderson. Los dos babosos hormonales no han unido sus fuerzas para nada más que para traspasarse saliva. Supongo que en un futuro muy lejano se dignarán a hacer algo decente. Por ahora, se quieren quitar la ropa. 

OK. El primer episodio me pareció algo confuso. Nada del otro mundo (chiste interno). Mucha sangre, un niño llorón y un misterio sin respuesta lógica. Una propuesta muy interesante. Pero como siempre, el romance resulta obvio y paleto, aunque la pareja protagonista tiene mucha química. Siento que las actuaciones comenzaron siendo flojitas. Como que la presión afectó el desempeño de nuestros campeones.   

Con el pasar de los capítulos, el drama ha mejorado con creces y me ha llegado a gustar. El rey es simplemente adorable y hasta yo caería a sus pies. Me gusta que no solo tenga un título, sino que sea un Matemático inteligente, si no me equivoco. ¿O es un Físico? Da igual, es un soberano inteligente, sabio y fuerte. Y si alguien osa hacerle daño se las verá con servidora.  Lee Min Ho es simplemente encantador.

Ella…se queda en un intento de protagonista fuerte que sucumbe y cambia su forma de ser por un hombre. Sip. De agresiva a sumisa en un solo beso. Con el Min Ho, cualquiera, pero se suponía que ella no lo quería.  

En fin. Creo que la crítica coriana ha sido demasiado dura y que deberían morirse. Si. Puede resultar cliché y todo eso, pero es una buena producción. The King es una historia que aún podría sorprender y tiene teorías científicas que perfectamente podrían ser factibles. Hasta los efectos especiales han sido hechos con cuidado para el disfrute del espectador. El vestuario es magnífico, la banda sonora deliciosa.   

Lo que realmente me sorprende es que siento que la historia de amor la he visto mil veces antes y aun así logra causar algo en mí. Hay personajes que siento que sobran, pero seguramente en el futuro tendrán verdadera relevancia. Y, Dios no lo quiera, pero espero que no agreguen cosas innecesarias como “Me apartaré porque debo protegerla o no podemos estar juntos porque somos de mundos diferentes”. ¡Si hasta querían sacarse la ropa! No me jodan.  

“Aún hay muchas cosas que Griffin no entiende y quiere entrar a la pantalla para abofetear a todos. Sin embargo, espera sorprenderse e ir descubriendo todo con el tiempo. El drama está recién siendo emitido y aun hay muchas pendejadas por saber”.  

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *